EFECTOS PERSONALES DEL MATRIMONIO

Queres descansar antes de seguir? SI - NO

(Esta sección esta compuesta de una parte teórica y casos prácticos).

Teoría:

Nuestro derecho no determina los fines del matrimonio, éstos pueden inducirse de las diferentes normas.

De los artículos 198, 199 y 200 del Cód. Civil, se desprenden los deberes y derechos personales del matrimonio, siendo ellos de fidelidad, asistencia y cohabitación.

FIASCO, según la definición de la Real Academia quiere decir fracaso, y es cierto que podemos emparentar esa palabra con el matrimonio, pero lejos de ser el significado atribuido por la entidad académica, en la palabra FIASCO podemos ver reflejados los deberes - derechos de los cónyuges Fidelidad, Asistencia y Cohabitación.

1) Deber de Fidelidad:

En Doctrina se diferencia la fidelidad moral de la material, la primera es violada cuando sin llegar a mantener relaciones sexuales, el cónyuge se muestra en situaciones comprometedoras con su "amiga o amigo", en este caso, no habilitaría a solicitar al otro cónyuge el divorcio por la causal del artículo 202, inc 1 (adulterio), pero si por el inc. 4 (injurias), del mismo artículo.

Importante: El artículo 118 del Código Penal fue derogado, por lo tanto ya no es posible presentar como prueba la condena en sede penal, pero es válido cualquier medio probatorio.

Caracteres de la Fidelidad:

Recíproca e Incompensable: La infidelidad de uno no habilita al otro a ser infiel. Estos dos caracteres, tanto Zannoni como Belluscio lo identifican por separado, pero en realidad es muy difícil establecer una línea divisoria entre ambos.

Permanente: En principio subsiste hasta la disolución del vínculo. En este tema hay divergencias en nuestra doctrina, Zannoni es mas flexible y su postura es que debe regir hasta que sea decretada la Separación Personal, mientras que para Belluscio estando la posibilidad del divorcio vincular (Ley 23.515), no cabría sostener que la ley impone la castidad perpetua.

Para la letra de la la ley 23.515 subsiste el deber de fidelidad después de la separación personal, dado que el artículo 214, inc 1 establece como causales de Divorcio, las enumeradas en el artículo 202 del Código Civil (Inc. 1, ADULTERIO).

La fidelidad tiene dos aspectos uno positivo y otro negativo, el primero implica el derecho a mantener relaciones sexuales con su cónyuge, y el negativo obliga a ambos a abstenerse de hacerlo con otra persona que no sea su marido o esposa.

2) Deber de Asistencia:

El deber de asistencia tiene dos aspectos, uno material y otro moral o espiritual, el primero (material),  comprende alimentos, ropa, etc. y el segundo (moral o espiritual), se refiere al apoyo psicológico, que se traduce en estímulos al otro cónyuge para el logro de proyectos y la participación en todas las situaciones felices y desdichadas de la vida familiar.

El sistema de nuestro código se estructura (a grandes rasgos), de la siguiente manera:

1) En el caso que el divorcio vincular se decrete por alguna de las causales del Art. 202, el cónyuge no culpable tendrá derecho a percibir los alimentos que estipula el Art. 207.

2) Si el Cónyuge sano (el único que lo puede hacer), solicita el divorcio vincular por la causal establecida en el Art. 203, el otro tendrá derecho a los alimentos establecidos en el Art. 208.

3) En cualquier caso, cualquiera sea la causa del divorcio y sin importar quién es es culpable de ello, ambos tendrán derecho a los alimentos del Art. 209 del Código Civil.

4) En caso de convivencia de los cónyuges o que estén separados de hecho, como ésta obligación no esta reglamentada, para Belluscio hay que estarse a lo normado en el artículo 207 del código civil.

3) Deber de Cohabitación:

Implica vivir en una misma casa (Art. 199), aunque el juez puede relevar ese deber - derecho cuando pueda poner en peligro CIERTO la vida o la integridad física o psíquica de los cónyuges o hijos.

Para Zannoni es inaplicable para el caso que los cónyuges (o uno de ellos), hayan iniciado el proceso de separación o divorcio, o que tal dispensa se pida al juez ante la inminencia de un juicio a iniciarse, para estos caso el juez debe decidir conforme al artículo 231.

Para Belluscio hay otras situaciones (además de las mencionadas en el párrafo anterior), "que pueden dar lugar a la desaparición del deber de cohabitación. Por lo pronto, la existencia de causales de separación personal o divorcio imputables al otro justifica su interrupción de hecho, sea que se promueva  o no juicio de  separación o divorcio, pues por su propia naturaleza esas circunstancias hacen intolerable la vida en común".

Este deber tiene excepciones por ejemplo: razones de trabajo, enfermedad, amenazas, etc.

No son válidos los pactos realizados por los cónyuges para interrumpir la convivencia.

Por otra parte, un cónyuge puede requerir judicialmente se intime al otro a reanudar la convivencia interrumpida sin justa causa, bajo apercibimiento de negarle alimentos. Esta demanda (salvo disposición en contrario), según las reglas del juicio ordinario (Art. 319 CPCCN).

Lugar de Residencia:

La ley 23.515 abandona el principio del Art. 53 de la ley 2.393. Con ésta reforma AMBOS cónyuges fijarán de común acuerdo el lugar de residencia y en caso de desacuerdo, resolverá el juez.

Uso del Apellido del Marido:

Según el art. 9 de la ley 18.248, modificado por ley 23.515 será optativo para la mujer llevar el apellido del marido.

La mujer separada personalmente, puede continuar usando dicho apellido, salvo que el ex cónyuge, por motivos graves, solicite judicialmente que se le prohiba seguir usándolo.

Con la sentencia de divorcio vincular pierde el derecho a usarlo, salvo acuerdo en contrario o que por ejercicio del comercio o industria o profesión, fuese conocida por ese apellido y así lo solicitare.

La mujer en estado de viudez puede requerir al Registro Civil la supresión del apellido marital.

En el supuesto de nulidad de matrimonio, la mujer de buena fe tiene la facultad para continuar utilizando el apellido del marido (Art. 11 ley 18.248).

 

CASOS PRACTICOS:

1) Gabriel y Roxana se casan en marzo de 1980, llevan un matrimonio ejemplar hasta 1989, donde comienzan a surgir problemas de convivencia. Primero viven separados de hecho hasta que en octubre de 1997, el juez que atiende en la causa decreta la separación personal, advirtiendole a ambos, que de acuerdo al texto del Art. 214, inc 1, el deber de fidelidad continúa hasta que tengan sentencia de divorcio vincular.

A pesar de las causas que llevaron al matrimonio a esa situación legal, Gabriel nunca dejó de querer a Roxana, y quiere tener relaciones sexuales con ella, a pesar de la oposición de ella argumentando que tienen sentencia de separación personal.   

Si Usted fuera el abogado ¿que argumentaría para que Gabriel tenga derecho de mantener relaciones sexuales con Roxana? 

2) Matías y Natalia se casaron hace 6 años, hace 4 años que Matías pasa sus noches en el comedor del departamento. ¿Que puede hacer Natalia?

Analice cada una de las propuestas y luego conteste, para ello haga Click en la letra que indica cada respuesta.

a) Iniciar el Divorcio por el Art. 214, inc 2do?

b) Demandar el Divorcio por Injurias Graves ?

c) Solicitar el Divorcio por culpa de Matías conforme al Art. 199?

d) Podrá intimar a Matías a reanudar la convivencia?

 

Queres descansar ?

 

 

Art. 118 (Código Penal) - "ARTICULO DEROGADO"

Serán reprimidos con prisión de un mes a un año:

1) Lamujer que cometiere adulterio;

2) El codelincuente de la mujer;

3) El marido, cuando tuviere manceba dentro o fuera de la casa conyugal;

4) La manceba del marido.

 

Art. 53 (Ley 2.393)

 

 

 

Art 319 CPCCN (Según Ley 25.488)

Todas las contiendas judiciales que no tuvieren señalada una tramitación especial, serán ventiladas en juicio ordinario, salvo cuando este código autorice a juez a determinar la clase de proceso aplicable.

Cuando leyes especiales remitan al juicio o proceso sumario se entenderá que el litigio tramitará conforme el procedimiento del juicio ordinario. Cuando la controversia versare sobre los derechos que no sean apreciables en dinero, o existan dudas sobre el valor reclamado y no correspondiere juicio sumarísimo, o un proceso especial, el juez determinará el tipo de proceso aplicable.

En estos casos así como en todos aquellos en que esta código autoriza al juez a fijar la clase de juicio, la resolución será irrecurrible.

 

Art. 9 (Ley 18.248)

 

 

 

Art. 11 (Ley 18.248)

 

 

 

Art. 198 CC

Los esposos se deben mutuamente fidelidad. asistencia y alimentos.

Art. 199

Los esposos deben convivir en una misma casa, a menos que por circunstancias excepcionales se vean obligados a mantener transitoriamente residencias separadas. Podrán ser relevados judicialmente del deber de convivencia cuando ésta ponga en peligro cierto la vida, o la integridad física, psíquica o espiritual de uno de ellos, de ambos o de los hijos.

Cualquiera de los cónyuges podrá requerir judicialmente se intime al otro a reanudar la convivencia interrumpida sin causa justificada bajo apercibimiento de negarle alimentos.

Art. 200

Los esposos fijarán de común acuerdo el lugar de residencia de la familia.

Art. 202

Son causas de separación personal:

1) El adulterio

2) La tentativa de uno de los cónyuges contra la vida del otro o de los hijos, sean o no comunes, ya como autor principal, cómplice o instigador

3) La instigación de uno de los cónyuges al otro a cometer delitos

4) Las injurias graves. Para su apreciación el juez tomará en consideración la educación, posición social y demás circunstancias de hecho que puedan presentarse

5) El abandono voluntario y malicioso.

Art. 203

Uno de los cónyuges puede pedir la separación personal en razón de alteraciones mentales graves de carácter permanente, alcoholismo o adicción a la droga del otro cónyuge, si tales afecciones provocan trastornos de conducta que impiden la vida en común o la del cónyuge enfermo con los hijos.

Art. 207

El cónyuge que hubiere dado causa a la separación personal en los casos del artículo 202, deberá contribuir a que el otro, si no dio también causa a la separación, mantenga el nivel económico del que gozaron durante su convivencia, teniendo en cuenta los recursos de ambos. Para la fijación de alimentos se tendrá en cuenta:

1) La edad y estado de salud de los cónyuges

2) La dedicación al cuidado y educación de los hijos del progenitor a quien se otorgue la guardia de ellos

3) La capacitación laboral y probabilidad de acceso a un empleo del alimentado

4) La eventual pérdida de un derecho de pensión

5) El patrimonio y las necesidades de cada uno de los cónyuges después de disuelta la sociedad conyugal. En la sentencia el juez fijará las bases para actualizar el monto alimentario.

Art. 208

Cuando la separación se decreta por alguna de las causas previstas en el artículo 203 regirá, en lo pertinente, lo dispuesto en el artículo anterior en favor del cónyuge enfermo, a quien, además, deberán procurársele los medios necesarios para su tratamiento y recuperación, teniendo en cuenta las necesidades y recursos de ambos cónyuges.Fallecido el cónyuge obligado, aunque se hubiere disuelto el vínculo matrimonial por divorcio vincular con anterioridad, la prestación será carga en su sucesión debiendo los herederos prever, antes de la partición, el modo de continuar cumpliéndola.

Art.. 209

Cualquiera de los esposos, haya o no declaración de culpabilidad en la sentencia de separación personal, si no tuviera recursos propios suficientes ni posibilidad razonable de procurárselos, tendrá derecho a que el otro, si tuviera medios, le provea lo necesario para su subsistencia. Para determinar la necesidad y el monto de los alimentos se tendrán en cuenta las pautas de los incisos 1ro., 2do. y 3ro. del art. 207.

Art. 210

Todo derecho alimentario cesará si el cónyuge que lo percibe vive en concubinato o incurre en injurias graves contra el otro cónyuge.

Art. 211

Dictada la sentencia de separación personal el cónyuge a quien se atribuyó la vivienda durante el juicio, o que continuó ocupando el inmueble que fue asiento del hogar conyugal, podrá solicitar que dicho inmueble no sea liquidado ni partido como consecuencia de la disolución de la sociedad conyugal si ello le causa grave perjuicio, y no dio causa a la separación personal, o si ésta se declara en los casos del art. 203 y el inmueble estuviese ocupado por el cónyuge enfermo. En iguales circunstancias, si el inmueble fuese propio del otro cónyuge, el juez podrá establecer en favor de éste una renta por el uso del inmueble en atención a las posibilidades económicas de los cónyuges y al interés familiar, fijando el plazo de duración de la locación. El derecho acordado cesará en los casos del art. 210. También podrá declararse la cesación anticipada de la locación o de la indivisión si desaparecen las circunstancias que le dieron lugar.

Art. 214

Son causas de divorcio vincular:

1) Las establecidas en el artículo 202.

2) La separación de hecho de los cónyuges sin voluntad de unirse por un tiempo continuo mayor de tres años, con los alcances y en la forma prevista en el artículo 204.

 

Art. 231

Deducida la acción de separación personal o de divorcio vincular, o antes de ella en casos de urgencia, podrá el juez decidir si alguno de los cónyuges debe retirarse del hogar conyugal, o ser reintegrado a él, determinar a quien corresponda la guarda de los hijos con arreglo a las disposiciones de este Código y fijar los alimentos que deban prestarse al cónyuge a quien correspondiere recibirlos y a los hijos, así como las expensas necesarias para el juicio. En el ejercicio de la acción por alimentos provisionales entre los esposos, no es procedente la previa discusión de la validez legal del título o vínculo que se invoca.